aquí
MONTSERRAT
www.aquimontserrat.com.ar
mail
[email protected]
barrio de buenos aires
Argentina
 

 








15 de marzo de 2005

Es muy común que las mujeres nos ocupemos del bien común y todavía es aún más común que nuestra tarea sea desconocida, hasta por nosotras mismas. El paradigma suele estar dado por el rol de ama de casa. En el hogar nos ocupamos de todo, y nuestro quehacer se advierte sólo cuando no lo hacemos. El trabajo invisible suele ser una especialidad femenina que suscita ingratitudes por doquier. Y no me refiero sólo a la ausencia de una pertinente retribución económica, sino también a elementales gestos y palabras de agradecimiento merecido.

La gratitud es una emoción básica que conviene promover, simplemente, porque nos hace bien a todos y a todas. El reconocimiento es bueno para quien lo siente y lo expresa, tanto como para quien lo recibe, porque estimula, nos potencia y nos alegra. Desde esta perspectiva, que excluye
la adulación y rescata la dignidad, celebramos la distinción que se nos hizo entrega en el Colegio Nacional Buenos Aires.

Muy cerca de la fecha del Día internacional de la Mujer, la Subsecretaría
de Participación Ciudadana
nos distingue por nuestra labor comunitaria;
un gesto de gratitud que nos alienta y también agradecemos.

En la oportunidad, sólo se ha distinguido a tres mujeres por barrio y todas, conjuntamente con nuestros séquitos, colmamos la capacidad de la sala donde se llevó a cabo la ceremonia y también la de los pasillos aledaños.
El espacioso y soberbio Colegio Nacional Buenos Aires ofrendó la señorial nobleza de su arquitectura y la tradición hidalga de sus claustros.

Por la bonhomía general, hemos sido distinguidas mujeres comunes, es decir, homenajeadas por una forma de reconocimiento que augura ser un bien común. Nada extraordinario, algo así como una de las grandes pequeñeces
de la vida que pueden ayudarnos a crecer y a hacer más grata nuestra existencia. Por nuestra parte, no hemos hecho nada fuera de lo común, solamente aportamos nuestro granito de arena al bien común.

Trabajamos para nuestro bien y el de quienes nos rodean. ¡Aleluya, porque recibimos y prodigamos gratitud!









En el Colegio Nacional Buenos Aires/ galería de fotos

(para ampliar hacer clic sobre cada una)

CNBA1.jpg

CNBA2.jpg

CNBA3.jpg

CNBA4.jpg

CNBA5.jpg

CNBA6.jpg

CNBA7.jpg

CNBA8.jpg

CNBA9.jpg

CNBA99.jpg

CNBA999.jpg

CNBA9999.jpg
Volver
 
ir a: