aquí
MONTSERRAT
www.aquimontserrat.com.ar
mail
barrio@aquimontserrat.com.ar
barrio de buenos aires
Argentina
Contar para vivir
 
 


De la recopilación hecha
por la Asociación Cultural y Peña
“Agustín Magaldi” de Ramos Mejía
Provincia de Buenos Aires

 
Texto y fotos publicadas en nuestra edición gráfica Nº19
 
Setiembre de 1993
 
Del Cantar porteño
 


Agustín Magaldi
, la voz sentimental de Buenos Aires, vivió sus últimos años en nuestro barrio Montserrat, ocupando el edificio de la esquina de Solís y Moreno, denominado Casa de los Espejos. La fachada se distingue por las placas recordatorias que memorizan su presencia. En la historia del tango quedó grabada la fecha del 8 de setiembre de 1938, cuando se apagó
su vida a causa de una repentina enfermedad.

Junto con Carlos Gardel, Agustín Magaldi es un indiscutido vocero
del sentir argentino, unas de las voces imponderables del pueblo mismo
que lo ungió su cantor. Había nacido el 15 de agosto de 1904 en Casilda, Provincia de Santa Fe y desde muy pequeño se sintió atraído por el canto. Suaves canciones criollas se esfumaban con alguna canzonetta romántica
de su progenitor. Se pasaba horas escuchando a Caruso-Bonzi o Tita Rufo,
y su placer era entonar romanzas que aprendía de inmediato.

Actuó por primera vez en público a la edad de 18 años, como integrante de un conjunto musical. Conoce a un virtuoso guitarrista, padre de Héctor Palacios, con quien inicia una serie de presentaciones artísticas. A fines de 1921 se une a Espinosa y, con escasos recursos, deciden viajar a Buenos Aires. Fracasan y vuelven a Rosario. Al año siguiente insisten, y una vez
más, la suerte les es esquiva. Espinosa regresa y Agustín queda solo
durante poco tiempo, luego también él retorna a Rosario.

Forma un dúo con el actor Nicolás Rossi y adquieren gran éxito, aunque es breve porque su compañero parte para Europa. A fines de 1923 ingresa a la Compañía de Félix Blanco, Director de Comedias Musicales. En el año 1924 conoce en forma casual a Rosa Quiroga con quien se integra profesionalmente. El éxito es rotundo y comienzan las grabaciones en
el sello R.C.A. Víctor. Se asocia con Pedro Noda y nace el trascendente
dúo Magaldi–Noda
. A partir de entonces, los éxitos son vertiginosos.

Jaime Yanquelevich, verdadero pionero y visionario bautiza a la radio que instala en el domicilio de la calle Estados Unidos y Entre Ríos con el nombre
de RADIO NACIONAL. Allí debutan Magaldi-Noda con gran suceso.

Yankelevich pasa sus emisoras a un edificio de la Avenida Belgrano 1841, transformándose en L.R.3 donde actúan Magaldi-Noda en prestigiosos programas auspiciados por Griet-Carlos Espejo y Gomina Brancato, con un éxito jamás visto hasta esos momentos. En el año 1934 se desvinculan de L.R.3 Radio Belgrano para incorporarse al año siguiente a Radio París, en donde llegan a participar junto a Osvaldo Fresedo, Caló con Carlos Dante y Virginia Vera. En ese año se disuelve el dúo Magaldi–Noda.

En febrero de 1936 hace su debut como solista en Radio Splendid, con uno
de sus éxitos más perdurables: Nieve, de Ferradás Campos y Magaldi.
La obra le significó éxitos incomparables a escaso tiempo de que, definitivamente, la nieve lo dejara sin vida. No obstante, el sentimiento
que pusiera al cantar lo mantiene con nosotros.

 
 
Agustín Magaldi - Retrato de tiempo feliz
 
 
Moreno esq. Solís - Casa de los espejos
Puerta de ingreso / Vista actual - año 2004
DETALLES
NIEVE tango
clic para ampliar foto
puerta de ingreso
clic para ampliar foto
puerta/ detalle
clic para ampliar foto
puerta/ detalle
clic para ampliar foto detalle y placa
recordatoria

No cantes, hermano, no cantes,
Que Moscú está cubierto de nieve
Y los lobos aúllan de hambre...
No cantes, que Olga no vuelve
Aunque el sol nuevamente ilumine,
aunque siga cayendo la nieve...

Rumbo a Siberia mañana
Saldrá la caravana...
 
Quién sabe si el sol
querrá iluminar
nuestra marcha de horror
mientras en Moscú
mi Olga, tal vez,
a otro amor se entregó.
No cantes hermano,
No cantes, por Dios...
Unidos por crueles cadenas
Por la estepa mil leguas haremos
Caminando con rumbo a Siberia...
No cantes, que es ruda la helada.
Ya Moscú está cubierta de nieve
Y la nieve ha llegado a mi alma.
 
para ampliar hacer clic sobre cada foto


 
   
Volver
   
ir a:
inicio
bienvenida
singularidad
agenda
guía
mapa
editorial
hacedores
eventonotas